Importancia de las proteínas en nuestra alimentación

Salud y Bienestar
Salud y Bienestar

 

Nuestro cuerpo está formado principalmente por proteínas. Órganos como la piel, los músculos, las uñas, los huesos y los dientes están construidos por ellas. Las proteínas son a nuestro cuerpo lo que las varillas, ladrillos, arena y cemento son para una casa en construcción.

Cuando los músculos no están firmes, indican claramente que estamos consumiendo pocas proteínas.

Funciones de las proteínas:

  • Nos ayudan a mantener un aspecto joven: si no se consumen suficientes, el organismo destruye los músculos para formar enzimas y estructuras vitales para sobrevivir. Los músculos pierden su firmeza y los tejidos se tornan flácidos.
  • Ayudan en la formación de músculos, huesos, cabello, piel y uñas. La falta de proteínas provoca que nuestro cabello y uñas se rompan fácilmente.
  • Ayudan a mantener el balance del agua en nuestro cuerpo. Una proteína conocida como albúmina es la responsable de recoger los fluidos cargados de desechos y llevarlos hasta el riñón para que sean eliminados. Cuando no se consumen suficientes proteínas, puede presentarse retención de agua e hinchazón en los tejidos del cuerpo. Si amanecemos con bolsas en los ojos o a lo largo del día se nos hinchan los pies o los tobillos, nos conviene aumentar nuestra ingesta de proteínas.
  • Las proteínas son importantes para producir enzimas, glóbulos rojos y anticuerpos. Toda la energía se produce por medio de enzimas, por lo que el cansancio y la fatiga pueden ser consecuencia de deficiencias en el consumo de proteínas.
  • Nos ayudan a resistir infecciones, ya que producen las globulinas gamma o anticuerpos que son los encargados de cuidar nuestra salud.
  • Las proteínas favorecen la producción de músculo, que es el quemador natural de grasa, por lo que su consumo es muy importante si deseas adelgazar y mantenerte joven; además, el músculo cubre las paredes del estómago e intestino, favoreciendo los movimientos peristálticos que nos ayudan a tener una buena evacuación intestinal.

Fuentes principales de proteínas

No todas las fuentes de proteínas son buenas, ya que existen algunas que vienen unidas a grasas saturadas y aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares. La clave para mantener la salud es que elijas las adecuadas.

Proteínas buenas       Proteínas malas
Pescado                    Mariscos
Pollo y pavo sin piel   Pollo con piel
Huevo entero            Claras
Carne magra             Carne con grasa y embutidos
Quesos frescos          Quesos maduros

Las mejores fuentes de proteína son los pescados de agua fría como el salmón, el atún, la trucha, la macarela y las sardinas. Proporcionan omega 3, un ácido graso que recoge el colesterol de las arterias y permite la formación de hormonas sexuales.

En cambio, los mariscos como el camarón, los ostiones y las almejas contienen tóxicos y aumentan la acumulación de colesterol en sangre, incrementando el riesgo de infartos.

El pollo y el pavo sin piel son fuentes valiosas de proteínas. Se deben de consumir sin piel ya que esta contiene colesterol. Si deseas preparar un caldo de pollo, elimina antes la piel para evitar el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El huevo es una de las mejores fuentes de proteínas. Las personas han reducido notablemente el consumo de huevo ya que hubo una campaña que lo desprestigió. Sin embargo, los últimos estudios reportan que el huevo no aumenta la incidencia de enfermedades cardiovasculares.

La carne magra es una fuente excelente de hierro y vitamina B12, involucrados en la producción de energía. También contiene l-carnitina, que favorece la formación de músculo.

Recomendaciones

  • Elige cortes sin grasa, como bistec, tampiqueña o filete. Consúmela 2 veces por semana. Evita las chuletas, costillas, arrachera, rib-eye y sirloin, pues contienen un alto contenido de grasas animales que tapan las arterias.
  • Consume quesos frescos, como el panela o cottage, bajos en grasas y ricos en calcio y proteínas. Favorecen la formación de músculo y la salud de huesos y dientes.
  • Evita los quesos con alto contenido de grasa, como el manchego, chihuahua y asadero, que aumentan los riesgos de enfermedades circulatorias.

Conclusión
Cuando una persona no consume la cantidad de proteínas que su organismo necesita el músculo se sacrifica y la piel se vuelve flácida, por ello se recomienda consumir alimentos ricos en proteínas; por otra parte, hay que tener presente que la clave en todo esto es la moderación, ya que el exceso en el consumo de proteínas produce ácido úrico y urea, lo que puede dañar el hígado y riñón y provocar osteoporosis. La dieta de los asteriscos, en su hoja de raciones (*), establece las porciones adecuadas a las necesidades de cada persona.

Fuente; La dieta de los asteriscos

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s